Boletín Ecológico Nicaragua

Vuelo sobre Bosawás confirma el destructivo avance de la frontera agrícola en los Cerros Saslaya y Cola Blanca.

BOSA4Primera de cuatro entregas – Fotos y Texto: David Quintana – Nicaragua, Junio 2016 – Los más de mil seiscientos metros de altura, laderas inclinadas, senderos y trochas atestados de lodo y la exuberante selva salvaje que aun existe en la cumbre de los Cerros Salsalya y Bosawás, no han podido detener la mano del hombre. Un recorrido aéreo de aproximadamente 4 horas sobre Bosawás, confirmó los temores de ambientalistas nicaragüenses sobre  la avanzada y galopante deforestación en la que se encuentra sometida dicha área, declarada Reserva Internacional de Biósfera por la UNESCO.

En ambos cerros y sus faldas es notoria la presencia de pequeños campamentos, y en otros, algunos ranchos donde comúnmente el colono vive, llevando consigo no solo la terrible deforestación que causará la siembra de cultivos en tierras que son de vocación forestal, sino también ganado y otras prácticas insostenibles. Esta actividad  ilegal por tratarse de una área protegida, no solamente destruye el bosque sino la fauna que convive con ella, ya que el precarista introduce perros para cazar animales silvestres que son la comida diaria de las comunidades indígenas, que han vivido en estos sitios desde tiempos inmemorable.

BOSAWAS5Durante este vuelo de reconocimiento, el reconocido científico Jame Incer Barquero, constató, fotografió y filmó toda la destrucción forestal de la Reserva por parte de colonos, madereros y precaristas de tierra que impunemente y sin ningún control están destruyendo esta área protegida, sin que las autoridades locales y regionales  y agencias del estado, incluyendo al batallón Ecológico, hayan podido contener estas invasiones destructivas.

Al revolotear en torno al cerro Saslaya situado a unos 20 kilómetros de Siuna y el Cerro Cola Blanca a 10 kilómetros del poblado de Bonanza, se observa lo vil y el desprecio del ser humano hacia la naturaleza por la destrucción progresiva del bosque, la fauna, ríos y otros servicios que provee.

IMG_9084

Cerca del Cola Blanca/ Foto David Quintana.

“El mantenimiento de este bosque se debe a la elevación  de estas montañas, (Saslaya 1600 metros sobre el nivel del mar y Cola Blanca a otros 1200) que por su inaccesibilidad han conservado por milenios estos bosques que son los más ricos en cuanto a flora y fauna del país, productores de oxígeno y condensadores de la humedad, haciendo correr más de cincuenta corrientes de donde se nutren importantes afluentes del río Coco como el Bocay y el Waspuk, así como las corrientes cabeceras de los ríos Prinzapolka, Wawa y Tuma”, explicó Jaime Incer Barquero, quien participó en el vuelo.

Otro aspecto no menos importante que el bosque y los ríos de Bosawas, son 13091947_1700890896818211_4292143699435915645_nlas comunidades indígenas que han sobrevivido por siglos en estas zonas selváticas, como los territorios Mayagnas y Miskitos, llamados; Sauni Bas,  Sauni As, Sauni Bu, Liamani Tasbayka, Kipla Sait y Tasbayka Kum, las cuales se encuentran continuamente amenazadas por los colonos que tratan de apoderarse de sus tierras.

El impresionante Cerro Cola Blanca. Foto David Quintana

“Gente de otros departamentos continúan amenazando la integridad física y social de esta Reserva a partir de centros poblados como Ayapal, Puerto Viejo, Siuna y Boanza, incluyendo áreas sobre el río Coco donde ganaderos hondureños ah invadido el territorio nacional ilegalmente, para desarrollar  ganadería”, explicó Incer.

piblciidadDe todos es sabido que las autoridades municipales que están en dichos territorios, como las agencias del estado (Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales Marena e Inafor),  y el Batallón Ecológico del Ejército, no han podido contener la destrucción progresiva  de esta Reserva de Biósfera, reputada como la más extensa de Centroamérica. Lo anterior fue consultado a las autoridades señaladas vía telefónica y por correo, sin que a la fecha contesten a nuestros pedidos periodísticos.

 

 

 

 

 

Posted by on Jun 28 2016. Filed under Noticias, Reportajes Verdes. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Leave a Reply

Search Archive

Search by Date
Search by Category
Search with Google

Photo Gallery

Log in | Webmail | © Boletín Ecológico, 2013