Boletín Ecológico Nicaragua

Continúa envenenamiento de peces en el Refugio de Vida Silvestre Los Guatuzos.

Turistas visitantes del Refugio Los Guatuzos, navegan sobre el río Papaturro.

Turistas visitantes del Refugio Los Guatuzos, navegan sobre el río Papaturro.

Por: Nelson Rodríguez – Managua, Nicaragua / Junio 2016 – Como es proverbial, todos los años en esta época aparecen miles de peces envenenados en el río Papaturro, principal corriente del Refugio de Vida Silvestre “Los Guatuzos”, situado en la costa del Lago de Nicaragua, frente a Solentiname.

El río Papaturro nace al sur de la frontera, en el vecino país de Costa Rica, donde los agricultores han dañado esta corriente de dos maneras: en el verano represando el río hasta  casi secarlo en su curso por Nicaragua,  y en invierno aplicando dosis excesivas de agroquímicos, principales causantes de envenenamiento de miles de estas especies de agua dulce. La mortandad de peces significa también la muerte de la fauna mamífera y de las aves cuya dieta es a base de guapotes, mojarras, barbudos, sabaletes y algunos ejemplares de caimanes, según la denuncia.

Instalaciones turísticas junto al río Papaturro.

Los peces muertos fueron confirmados tras el reporte de pobladores y pescadores de la zona, quienes todos los años son testigos de este desastre ambiental.

Otra consecuencia del envenenamiento de peces, es que las aguas del río Papaturro  desembocan en el gran lago, produciendo también mortandad en sus aguas, lo cual está afectando  a los pescadores de San Carlos y Solentiname.

Los habitantes del área, han denunciado ese ecocidio ante los representantes del Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales (MARENA) y la Procuraduría General de la Republica (PGR), en San Carlos, sin que éstos delegados hayan tomado medidas para prevenir este desastre ecológico. Todo lo contrario, los 13339659_1713748728865761_8199163203751681429_nrepresentantes del Gobierno, haciendo eco de supuestos “defensores ambientales” al servicio del gobierno, han buscado pretextos para no responder a las quejas, acusando a los administradores de la Reserva Los Guatusos de facilitar el tráfico de emigrantes que desde Costa Rica, andan buscando puntos ciegos para pasar a Nicaragua ilegalmente, lo cual ha sido el pretexto para no investigar y resolver el problema meramente ambiental.

Posted by on Jun 18 2016. Filed under Noticias. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Leave a Reply

Search Archive

Search by Date
Search by Category
Search with Google

Photo Gallery

Log in | Webmail | © Boletín Ecológico, 2013