Boletín Ecológico Nicaragua

Comunidad de Pie de Gigante pide a sus autoridades declarar una “Zona de Vida y Desarrollo Pesquero”.

“Crear una área marina para proteger las especies con lo que subsisten, es la prioridad de los habitantes de la Comunidad Costera, Pie de Gigante, para conservar los recursos marinos y costeros.

pie3

Iván Arriola, derecha, conversa con un pescador local, frente a las costas de Pie de Gigante. Foto: David Quintana

Por: David Quintana / Octubre 2016 – El Pacífico de Nicaragua, posee 305 kilómetros de costas entre la que se encuentran “Playa Gigante o Pie de Gigante”, sitio localizado en  departamento de Rivas, y que forma parte de los ochenta kilómetros de costas que ofrece no solo las alternativas de vida para estas comunidades, sino también servicios ambientales como el avistamiento de delfines, ballenas, paisajes y playa de anidación de tortugas marinas.

Precisamente toda la comunidad ha aprovechado los espacios políticos para solicitar a sus autoridades locales, que declaren el lugar como  una “Zona de Vida y Desarrollo Pesquero”, pues según sus dirigentes, es la única forma de proteger o cuidar la biodiversidad marina con la que cuentan en este sitio, misma que temen perder ya que han conocido que debido a la sobrepesca podrían ver menguada sus faenas diarias como ya ocurre en otras comunidades pesqueras.

pie9“Nuestras bases comunitarias de este poblado nos ha instruido insistir ante las autoridades, que nos permitan llevar hasta la AsambleaNacional una iniciativa de ley de conservación, pero que tenga el respaldo de nuestras autoridades ambientales”, explicó Orlando Pineda, Secretario Político y presidente comunitario de Pie de Gigante.

Pineda agregó que el llamado de las bases comunitarias es porque el valor y significado de proteger el área marina donde efectúan sus labores de pesca, posee potenciales de especies que otros sitios del pacífico de Nicaragua, ya no tienen, por lo que una zona especial de vida y desarrollo, les daría la ventaja de ordenar toda la actividad de pesca en concordancia con el tema de desarrollo sostenible y seguridad alimentaria.

De acuerdo a los comunitarios, ya han elevado su iniciativa a las autoridades del Instituto Nicaragüense de Pesca (INSPESCA), en Rivas  quienes prometieron discutir los alcances de la misma junto a representantes de Pie de Gigante y el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (MARENA).  “Nuestras autoridades están claras que proteger una zona marina de más de 62 mil hectáreas, se resume en permitir la conservación del ecosistema marino”, dijo Pineda.

img_6418

Orlando Pineda, Secretario Político y presidente comunitario de Pie de Gigante.

Así mismo, líderes de las comarcas vecinas, dijeron que varios meses de reuniones, pláticas y discusiones con pescadores de la comunidad, dueños de negocios y con otros habitantes, han concluido en definir un área de 62,340 hectáreas que engloba también una  zona que es un Parque Ecológico Municipal llamado “La Anciana”, y que puede pasar a ser la zona núcleo de lo que denominaran como la “Zona Marina de Vida y Desarrollo Pie de Gigante”, indicó Mildred Pineda Ruiz, representante de la Juventud Sandinista de esta localidad.

Toda esta iniciativa también ha sido compartida con otros usuarios de la costa y mar, como son los dueños de hoteles, resort y operadores turísticos, puesto que sus aporte respecto a la propuesta, servirán para obtener una holística iniciativa Marina, ya que se incrementaran los visitantes que deseen conocer buceando o “esnorqueleando” la diversidad de peces que son atraídos por los arrecifes”, reiteró Pineda Ruiz.

img_6414

Los líderes de Pie de Gigante se reúnen a menudo, para proclamar su propuesta ante las autoridades competentes.

 “Es una oportunidad para todos los pescadores que nos beneficiamos de las especies marinas, sobre todo el pargo, que es una de las especies mejor pagadas pero con mayor presión”, reconoce Iván Arriola, oriundo de Pie de Gigante.  Agrega que lo lógico, es la reducción de los límites de captura para proporcionar el rendimiento máximo sostenible, ya que ello se traduce en más peces, más puestos de trabajo, mayor seguridad alimentaria y protección marina de otras especies que están amenazadas.

Arriola se refiere a las tortuga, delfines y ballenas, pero además del Pargo Rojo (lutjanusspp), cuya  especie es de gran importancia en el Pacifico, puesto que su carne es la más apetecida en el mercado.

img_6409

“La gran demanda y mala administración ha dado paso a que otros pescadores de costas lejanas, vengan a pescar aquí, pues tenemos un banco bendito de peces, pero eso afecta a nuestros pescadores, ello nos obliga a pensar que debemos ser buenos administradores y por ello desde la iglesia apoyamos una iniciativa de conservación”. Pastor Gonzalo Castillo Cruz.

Un cebo que agregan los pescadores de este sitio para llevar dinero a sus familias, es la fe, pues en medio de que existen forasteros marinos que llegan dese otras zonas a pescar, deben respetar los tamaños de peces a pescar, es por ello que casi todos, acuden a las reuniones cristianas que ofrece el pastor local Gonzálo Castillo Cruz, de la iglesia Apostólica “Luz de Vida” de esa comunidad, y quien precisamente opina,  que la pesca se relación a la fe pero también al respeto a la madre tierra. “La gran demanda y mala administración ha dado paso a que otros pescadores de costas lejanas, vengan a pescar aquí, pues tenemos un banco bendito de peces, pero eso afecta a nuestros pescadores, ello nos obliga a pensar que debemos ser buenos administradores y por ello desde la iglesia apoyamos una iniciativa de conservación”, expresó el líder evangélico.  Agrega que desde sus mensajes de fe, se orienta a los oyentes a respetar tallas, vedas, orientaciones técnicas, porque son precisamente orientaciones de respeto hacia la naturaleza, cuya bondad se traduce en nutrirnos de la comida  diaria.

dsc04082Una cosa es una realidad en estas costas de Nicaragua, la población de peces está sobreexplotada y tiene una larga historia de sobrepesca. Es por ello que la creación de una zona marítima de seguridad, permitirá  una mayor productividad en el largo plazo y sería la primera iniciativa en el Istmo Centroamericano. Algo que  lo sabe muy bien Margarita Arriola, también comunitaria de Pe de Gigante, quien se muestra optimista ante esta iniciativa que lleva desde ya, el visto  bueno de los representantes comunitarios y Alcaldía local de Tola, Rivas.

Posted by on Oct 19 2016. Filed under Noticias, Reportajes Verdes. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Leave a Reply

Search Archive

Search by Date
Search by Category
Search with Google

Photo Gallery

Log in | Webmail | © Boletín Ecológico, 2013